Abre y entra.

Me dijeron que tuviese cuidado, que dentro había un loco que comía animalitos vivos, el cual, habría de rebelarse contra el mal y su propia locura. Que encontraría jóvenes abnegados y muchachas llenas de vida, amor e inteligencia, cuya juventud era acechada por el ansia de un viejo triste y maldito. Y otro viejo heroico y cazador. Y lobos, fuegos fatuos, gusanos y tierra removida. Y un castillo entre la niebla y el vértigo. Y un barco desdichado. Y toda la ciudad de Londres amenazada con sus puentes, sus teatros y sus multitudes. Yo quería ver todo eso, así que abrí las tapas y me puse a leer las páginas del más famoso libro de vampiros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s